Otra vez arroz!

Ahora, entre la 1:00 am y 3:00 am, le robaron un carro a mi padre, aquí, frente a la casa. Tenia su bastón de “seguridad” y no dejaron ni vidrios rotos en la escena del pinche robo.

No es la primera vez. El diciembre pasado, también le robaron su automovil, en el estacionamiento del Mercado de Todos (ese tianguis en la 5 y 10), en las carotas de los seguridades; que son policías municipales de menor categoría. En otras ocasiones, pero hace unos seis años, lo han intentado sin lograrlo. Una de esas veces, mi padre saco a un pillo a batazos del auto.

Es una pena. Y el simple hecho de que, muchos, sabemos qué personas se dedican a este tipo de cosas, me da coraje. Pero bueno, parece que nos gusta vivir corriendo riesgos.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s