Pobre, pero tranquilo

Hace poco más de un mes comencé a trabajar. Simplemente, a mi y un par de amigos, se nos ocurrio ir a pedir jale. Eran aún vacaciones. Long story made short (and egocentric) – a mi, me pasaron a una entrevista y de ahí me citaron a otra, y otra.

Termine en un training, pagado, de un mes. Ayer, después de una semana, y dos días, falte al trabajo, por primera vez. En cerio. Necesitaba reflexionar y eso hice. Decidí renunciar, porque no me gusto el pinche trabajo ese, para el viernes 1 de septiembre.

Ahora, me presente puntualmente a laborar y me puse a buscar una herramienta de trabajo disponible. No encontré una. Así que, definitivamente, no espere más. Camine directo al departamento jurídico y aqui estoy. Listo para comenzar un nuevo proyecto.

Supongo que hay una moraleja. Para trabajar productivamente tiene que gustarte lo que haces. Yo trabaje productivamente. Simplemente, pude averlo hecho mejor y no lo hice porque me estresaba.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s